‘SINO’ y ‘SI NO’

SINO y SI NOWe’ve all had trouble remembering the difference between homophones in English. (Do I use “it’s” or “its”? Is it “they’re” or “their”?) In Spanish, the same difficulties arise. “Si no” and “sino” is one such pair—in the spoken language they sound the same, but the meaning changes with the spelling as the language is written.

Lectores de las cuatro mosqueteras: el tema de hoy, aunque sencillo, es objeto de frecuentes errores que pueden pasar desapercibidos al hablar, pero se plasman notoriamente al escribir: ‘sino’ y ‘si no’. Sin embargo, antes de proseguir, conviene aclarar que, fuera de la explicación que vamos a dar a continuación, ‘sino’ tiene el significado adicional de ‘hado’, ‘destino’. Por ejemplo: ‘Mi sino es trabajar de sol a sol’ equivaldría a decir: ‘Mi destino es trabajar de sol a sol’. En este caso, ‘sino’ es un sustantivo común.

Ahora sí entremos en materia, y aclaremos la confusión mediante unos ejemplos:

  1. No hago ejercicio, sino duermo.
  2. No hago ejercicio si no duermo.

En el primer caso, en lugar de ejercitarme, aclaro que estoy durmiendo. En el segundo ejemplo, dormir es una condición para hacer ejercicio.

La conjunción adversativa ‘sino’ indica oposición. Por tanto, la primera oración podría también escribirse así: ‘No hago ejercicio. En lugar de eso (en cambio, pero, por el contrario, más bien) duermo’. Si nos asalta la duda, aconsejo que se trate de hacer la sustitución por alguna de las opciones indicadas en el paréntesis. Es bueno recordar que, tratándose de una conjunción adversativa (como también es el caso de ‘pero’), debe estar precedida de una coma.

Ahora bien, ‘si no’ son dos palabras separadas: ‘si’ (condicional, sin tilde) y ‘no’. Cuando se presentan juntas en la forma de ‘si no’, y para seguir con el ejemplo de marras, equivalen a decir:

  • No hago ejercicio a no ser que duerma.
  • No hago ejercicio a menos que duerma.
  • Solo si duermo, hago ejercicio.

Otra forma de reconocer si debemos usar ‘sino’ o ‘si no’, es intercalando algo entre las dos partículas. En nuestro caso, podría ser:

  • No hago ejercicio si antes no duermo.

Como vemos, ‘si no’, expresa una condición (de ahí el condicional): si…. (tal cosa), no…. (tal otra cosa).

He aquí unos ejercicios para reafirmar lo aprendido hoy. Les recomiendo no contestar si no están seguros.

EJERCICIOS DE SINO Y SI NO

El ‘que’ galicado: ¡Huy! ¿Y eso con qué se come?

El qué galicado

Calma, amigos. ¡Que no panda el cúnico! Es posible que la palabra ‘galicado’ suene algo pedante, y hasta alambicada, pero si pensamos con un poquito de detenimiento, es fácil concluir que viene del galo, idioma predecesor del francés. Por tanto, ‘que galicado’ o ‘que afrancesado’ es el nombre que se da al ‘que’ cuando se le usa en construcciones propias del francés, pero no del español.

Continuar leyendo “El ‘que’ galicado: ¡Huy! ¿Y eso con qué se come?”

El diccionario: guardián de sabiduría

diccionarioDictionaries: key to understanding and to good usage. Consult them frequently! Some excellent references are given.

En la mesa familiar aprendí de nuestros padres un hábito cuyos beneficios, siempre en constante expansión, nunca me cansaré de bendecir: el uso del diccionario. A diferencia de otras familias, en las que hay en un lugar prominente una biblia sobre un atril, nuestro libro maestro era el diccionario, y también reposaba sobre un atril.

Continuar leyendo “El diccionario: guardián de sabiduría”

Subordinado y subordinante – Se vende vestido para novia de segunda

Sentences are clearer when nouns and the words or phrases that modify them have not been separated. Otherwise, it can be difficult to tell what is being modified.

Amigos: creo que estarán de acuerdo conmigo en que todo tiene un límite: tanto para el novio de esta novia, como para la sintaxis del español (flexibilidad del orden de las palabras), que no es poca.

En el primer renglón de este artículo citamos un aviso que fue publicado hace más de 20 años en un prestigioso periódico colombiano. Pero, por muy prestigioso, no me cabe la menor duda de que el anunciante quiso decir otra cosa:  “Se vende vestido de segunda para novia”.

El despropósito de la publicación fue la consecuencia de separar la expresión subordinante “vestido”, de la expresión subordinada “de segunda”. Dicho de otra manera: se separaron expresiones que deben ir juntas (esposadas), ya que una depende de la otra.

Al cambiar el orden lógico de las palabras, y separar subordinado y subordinante, se originan casos como el que estamos analizando, en los que termina diciéndose algo que, seguramente, está muy lejos del deseo de su autor. He aquí algunos ejemplos, en los cuales resalto con negrita  las expresiones subordinantes, y con cursivas, las expresiones subordinadas.

  1. Le envío este conejo con mi hermano que tiene las orejas recortadas.
  2. Ahí va el demagogo pavonéandose con su perro que perturba el orden público.
  3. Ayer vi pasar el carro del cura Ford modelo T.
  4. Nos enorgullecemos de haber fabricado camas para niños de hierro durante más de 20 años.
  5. Centro de Capacitación Agroecológico.

Analicemos, caso por caso, qué ocurre en las oraciones anteriores:

  1. La oración es impecable en el caso de que el hermano sea el de las orejas recortadas, pero es casi seguro que se trata del conejo.
  2. Entre el demagogo y el perro, es difícil saber quién perturba el orden público. Tal como está escrita la oración, es el perro. Sin embargo, tratándose de un demagogo, es más lógico suponer que sea él quien perturba el orden público.
  3. Solo en el caso de que el cura se apellidara ‘Ford Modelo T’ estaría correcta la oración, pero, no teniendo cómo confirmarlo, hemos de suponer que ‘Ford Modelo T’ se refiere a la marca y el modelo del carro.
  4. ¿Niños de hierro?
  5. En este caso, inferimos que ‘Agroecológico’ se refiere al centro, puesto que concuerdan en género (masculino) y en número (singular).

Ahora veamos el orden correcto para que no haya lugar a malentendidos:

  1. Le envío con mi hermano este conejo que tiene las orejas recortadas.
  2. Ahí va el demagogo que perturba el orden público, pavoneándose con su perro.
  3. Ayer vi pasar el carro Ford Modelo T del cura.
  4. Nos enorgullecemos de haber fabricado camas de hierro para niños durante más de 20 años.
  5. Centro Agroecológico de Capacitación.

Como ven, es solo cuestión de tener el cuidado de nunca separar subordinado y subordinante. Para ello, es muy conveniente hacer estos ejercicios.

El mismísimo mismismo

Happy one year old baby girl looking up next to mirror.At times proper emphasis requires saying, “I did it myself,” but often such a statement is simply redundant. How can we discern the difference?

En años recientes se ha popularizado un hábito de redacción que, a falta de mejor nombre, decidí llamar ‘mismismo. Consiste en el uso del adjetivo mismo y sus variantes (misma, mismos, mismas) para referirse a un antecedente. Para entenderlo con claridad, veamos primero cuándo es correcto.

Continuar leyendo “El mismísimo mismismo”

Que Dios nos dé mucha vida negra: El vocativo

How do we indicate the person we are talking to? The technical term for that is the vocative. This post explores the rules for the vocative in written Spanish.

Que Dios nos dé mucha vida negra

Amigos: cuidado con lo que deseamos. Si se nos cumple el deseo de una vida negra, pocas serán las oportunidades de volver a oír el célebre bolero del compositor Rafael Hernández, que cantaba el inigualable Alfredo Sadel. Y todo por la falta de una coma.

Lo que en realidad expresa la canción es el deseo del compositor, de tener una larga vida en compañía de su amada, a quien llama cariñosamente “Negra”. La puntuación correcta es, entonces: Que Dios nos dé mucha vida, Negra.

Continuar leyendo “Que Dios nos dé mucha vida negra: El vocativo”

El gerundio no es como lo pintan

Gerunds: a source of confusion. In Spanish, they must be used carefully!

He aquí un tema que literalmente “levanta ampolla”: el gerundioY la razón por la que levanta ampolla, es porque, a pesar de ser muy fácil, son pocos los que saben usarlo. Empecemos por definir de manera sencilla qué es el gerundio: es la forma verbal que termina en ‘-ando’,‘-iendo’ o ‘-yendo’. Por ejemplo: ‘caminando’, ‘comiendo’, ‘leyendo’.

Como veremos, es imposible no usarlo si queremos hablar español.   Tratar de evitarlo a toda costa, como bien dice el filólogo Gonzalo Martín Vivaldi [1],  “es como querer dar un rodeo por miedo a pasar por un paraje que creemos peligroso.  Pero el rodeo no es nunca un buen procedimiento para escribir”. Lo importante es saber cómo usarlo correctamente.

Continuar leyendo “El gerundio no es como lo pintan”