En el Día del Idioma

In many Spanish-speaking countries, April 23 is el Día del idioma (Spanish Day). The day is in honor of Miguel de Cervantes, but also of the Spanish language and its wealth of literary and cultural history. Let’s take time to celebrate the richness of Spanish’s history and its cultural roots—in all the various communities Spanish has come into contact with over the centuries.

En muchos países de lengua hispana se ha instituido la celebración del español el día 23 de abril, en homenaje al más conocido y reconocido de los autores en esta lengua: Miguel de Cervantes Saavedra, autor de obras teatrales, poemas y, sobre todo, las aventuras del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, considerada la primera novela moderna, en español y en cualquier otra lengua.

No obstante, Don Quijote no marca el origen ni el final del español, sino una cúspide casi en la mitad de su historia. Desde las Glosas emilianenses y silenses, comentarios breves de manuscritos clásicos, escritos en los márgenes en una lengua que claramente ya no era latín de monasterio ni visigodo, pasando por las Jarchas, esas deliciosas canciones de amor a medio camino entre una lengua romance y el árabe de los moros, para pasar luego por el impulso increíble de Alfonso X, El Sabio, que consideró que la sabiduría acumulada hasta su época merecía ser traducida también a ese protoespañol conocido entonces como “romance” y así poderla difundir fuera de las bibliotecas de monasterios, mezquitas y sinagogas. El mismo año del descubrimiento de América, 1492, se publicó la Gramática de Antonio de Nebrija, sentando las bases normativas de una lengua romance por primera vez. Y fue él quien, al entregar el tomo a Isabel la Católica, le dijo: “siempre la lengua fue compañera del imperio”, pues ya el imperio romano había ido de la mano del latín, y la lengua árabe junto con el poderoso y extenso imperio árabe. Una nación necesitaba una lengua como vehículo de su ley y su cultura.

Continuar leyendo “En el Día del Idioma”

El uso adecuado de los artículos

Have you ever learned a dance? Every one has its own steps and its own way of flowing between those steps. The transitions are just as important as the steps themselves.

The same thing is true of language. We can know the vocabulary, conjugation, and syntax of Spanish well, but if we miss the articles that connect our words we also miss the rhythm of the language and make our listeners or readers stumble.

La diferencia entre bailar bien y hacerlo con dos pies izquierdos

En los aviones de una aerolínea en la cual he volado varias veces en los últimos meses, las instrucciones de seguridad que se dan antes del despegue me recuerdan al lenguaje de los pielesrojas en las películas de vaqueros de otros tiempos. ¿Cómo hablaban esos pielesrojas? En el doblaje al español de su forma de hablar los verbos iban siempre en infinitivo, sin conjugar, y era frecuente que se refirieran a sí mismos usando la tercera persona. En otros términos, se expresaban en una interlengua, situación frecuente en quien ha tenido que acercarse a otra lengua y aprenderla “sobre la marcha” para hacerse entender a grandes rasgos, pero que los hablantes detectamos como una aproximación a nuestra lengua, que no acaba de encajar en ella. Si bien en estas instrucciones de la aerolínea los obstáculos a la naturalidad no son tan evidentes como asumir que los verbos son invariantes, sí hay algo más sutil que nos hace tropezar: la ausencia de artículos en los lugares en que español los usaríamos. Habrá quienes opinen que esto no es sino un pecado venial de la buena redacción. Sin embargo, la claridad en las instrucciones para un vuelo puede ser crucial en caso de que verdaderamente haya que recurrir a procedimientos de emergencia

Puedo imaginar que el origen del problema en este caso fue haber concluido que en lugar de contratar la redacción del mensaje de seguridad, era más sencillo traducir uno del inglés. Para una aerolínea mexicana con muchos destinos en los Estados Unidos suena lógico tomar como base el mensaje de una aerolínea estadounidense, que obviamente estará dentro de los parámetros exigidos por las autoridades aeronáuticas de ese país. Pero este propósito de aprovechar el texto reglamentario en inglés, con todo y sus buenas intenciones, tropieza en un enorme bache: olvidarse de que el mensaje va más allá de las palabras, para extenderse a lo que estas comunicaban. Al prescindir de este detalle, el traductor deja de lado la importancia de usar un estilo natural mientras traduce el mensaje con la precisión necesaria para los pasajeros de la aerolínea que debían cumplir con estas instrucciones.

Continuar leyendo “El uso adecuado de los artículos”

Escribir: más allá de la gramática

Writing: It’s more than mechanics. Engaging our readers requires thoughtful planning, meeting certain expectations, and paying attention to the details. Above all, good writers read a variety of texts and follow good examples!

Escribir es algo que va más allá de asociar sonidos con letras y saber cómo se trazan estas últimas en un papel, o conocer su posición en un teclado. Tiene que ver además con narrar, plantear, describir y argumentar con el lenguaje escrito. Esta última parte es la que suele quedar al margen en la escuela.

Nos enseñan a trazar las letras, a formar sílabas, a armar con ellas las palabras, y a encadenar estas en una oración. Hay muchas personas que dan el siguiente paso de forma casi automática: de la oración al párrafo y de allí al texto completo con su principio, su nudo y su final. Pero en muchas otras es como un salto que queda en el aire.

Continuar leyendo “Escribir: más allá de la gramática”

Hablamos como escuchamos, escribimos como leemos

Children learn how to talk from the conversations they hear. We learn how to write by… the writing we read! What should a good writer look for in a reading diet?

Hay niños que comienzan a hablar muy pronto en la vida, y otros que se demoran en hacerlo, hasta llegar a preocupar a sus padres. Al margen de que el ritmo de desarrollo en la primera infancia puede variar mucho, lo cierto es que un niño al que se le habla, y que oye hablar a las personas que lo rodean, tiene más opciones de empezar a hablar pronto, o de progresar rápidamente en ese terreno, porque tiene un entorno propicio para practicar y entrenarse en el habla.

Más adelante en la infancia, cuando se están aprendiendo las habilidades de lectura y escritura, a veces se privilegia el “manual de instrucciones” del idioma, y se deja en segundo plano algo equivalente a ese entorno propicio al que me referí hace un momento. Si para hablar, el entorno favorable es el de oír hablar, y sentirse invitado a participar en un diálogo, en el caso de la escritura, el requisito principal es la lectura. Si aprendemos a hablar al oír a otros hablando, los modelos para la escritura se encuentran en lo que leemos. Es por eso por lo que quien no lee, difícilmente puede escribir.

Continuar leyendo “Hablamos como escuchamos, escribimos como leemos”

El oficio de traducir: lectura y escritura en profundidad

To be a translator you must first be a good reader in your field and then become an excellent writer in it. This love of words, analytical reading, and careful written expression is what makes us good.

Hoy en día se cree, por lo general, que al campo de la traducción se llega por el camino del estudio de lenguas extranjeras. Que quien quiera convertirse en traductor opta por inscribirse en un programa de idiomas. Sin embargo, no es la única ruta, pues además suele suceder que en esos programas se deja de lado la lengua materna, instrumento vital para un traductor, y se hace énfasis especial en el discurso oral, cuando la traducción se lleva a cabo sobre textos escritos.

Mi camino personal hacia la traducción partió de otro punto: el gusto por la lectura y la escritura, y el interés por otras culturas y lenguas. Estudié filosofía y letras en la universidad, y en ese entonces jamás me imaginé que terminaría haciendo traducciones para editoriales. En mi primer trabajo profesional, pasé dos años en una intensa capacitación en labores de edición, corrección y traducción. Las bases de análisis literario que me habían dado mis estudios, junto con la práctica de la redacción de ensayos (y mi gusto personal por escribir mis propios textos) fueron útiles.

Todas mis decisiones editoriales pasaban bajo la mirada de las dos editoras que me supervisaban. A veces tuve que volver a empezar de cero con una traducción o una corrección de estilo, pero me gustaba el reto. Me daba cuenta de que, así como las dos eran implacables en sus juicios, también estaban dispuestas a oír mis puntos de vista, aunque yo fuera una neófita. Tras ese periodo como aprendiz de editora, decidí que lo que más me gustaba del trabajo editorial era la etapa de traducción, y me retiré de la editorial para dedicarme a eso: la traducción de libros.

Continuar leyendo “El oficio de traducir: lectura y escritura en profundidad”

Día del Trabajo en los Estados Unidos

En honor al Día del Trabajo de los Estados Unidos, las Mosqueteras nos estamos tomando un merecido descanso esta semana. Volveremos a las andadas la semana que viene.

Le agradecemos a Tony Rosado haber escrito una buena reseña sobre el Día del Trabajo en los Estados Unidos.

Las sectas de la corrección lingüística

Grammar, spelling and terminology standards: we rue them and love to rebel, but they are actually based on principles that help us communicate clearly. Read on for some interesting examples.

Cualquiera que haya tenido que consultar el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (DRAE) al redactar un texto en español habrá experimentado en algún momento el deseo rebelde de no acatar lo que allí se indica porque le parece que no se ajusta a su uso del lenguaje. No hay reunión de traductores al español en este lado del Atlántico en la que no se oiga alguna protesta, aunque sea leve, contra la tiranía de la Academia. Así, se levantan las voces disidentes para pregonar preferencias por otros diccionarios o recursos de apoyo que no provengan de ella. Cierto desacato nos hace sentir bien, y las protestas y diatribas nos sirven de desahogo.

En contraste con esta insurgencia frente a libros y herramientas que son producto de equipos de investigadores, lingüistas y lexicógrafos que han trabajado minuciosamente durante años para recopilar datos y sistematizar información, se ve también que aparecen tendencias repentinas cuya aceptación se extiende como incendio en monte seco, y que no tienen semejante aparato de fundamentación en el cual apoyarse. Me refiero a ciertas modas que, en cuestión de unos años o una generación, se las arreglan para vetar palabras perfectamente buenas y sanas, basándose en meros escrúpulos que se disfrazan de supuesta lógica o de corrección. Y contra ellas no se levantan las voces de las multitudes, como sucede con la RAE. No se cuestionan con la voz inflamada de ánimos independentistas. Que haya aspectos cuestionables en la forma de trabajar de las Academias de la Lengua es algo que tendrá que quedar para otra discusión. Lo que quiero resaltar aquí es la paradoja de la rebeldía frente a reglas y normas y vocabularios producidos con parámetros investigativos claros, y la ciega aceptación de cualquier cosa que pregonen los falsos profetas de la corrección lingüística.

Voy a ilustrar esta tendencia con ejemplos recogidos en mis experiencias en Colombia y México, y sé que se extienden a otras regiones hispanohablantes. También aclaro que estos fenómenos se dan en el terreno oral principalmente, pero que su tímida irrupción en textos escritos, de la mano de traductores y comunicadores en los inicios de su carrera, me da pie para señalarlos en este blog a modo de medida profiláctica.

Continuar leyendo “Las sectas de la corrección lingüística”

La lengua que hablamos y que articula nuestro mundo: sujetos y pronombres

Subject pronouns: We use them differently in English and Spanish. English would be incomprehensible without them, whereas in most cases, in Spanish the conjugations indicate who the subject is. It all comes down to this: each language is a separate array that arranges the world in its own particular way.

Lo primero que recuerdo de mi clase de lingüística en la universidad fue el desconcierto cuando el profesor le preguntó a ese grupo de estudiantes de antropología y filosofía y letras que llenaba el salón “¿Qué es una lengua?”. Digo desconcierto, porque las respuestas fueron más que nada balbuceos, ninguna frase articulada. El profesor despejó la niebla de las dudas con una definición tan clara y evidente que todos quedamos en silencio, oyendo el eco de lo que había dicho: una lengua es un conjunto de palabras, o sea, un vocabulario, y un sistema de normas para articularlas, o sea, una gramática.

Esa definición me bastó y sobró hasta que empecé a enseñar traducción, porque ahí tropecé con huecos. Me parece que los lingüistas casi siempre analizan las lenguas por separado, y pueden pasar por alto aspectos evidentes de las instancias en que hay contacto e interferencia entre dos o más de ellas.

Continuar leyendo “La lengua que hablamos y que articula nuestro mundo: sujetos y pronombres”