Hasta: uso correcto para marcar final, no principio

Hasta can be a tricky preposition in Spanish. The correct use is one way, but many Mexicans and some Peruvians (perhaps others as well) use it another way, as explained below.

Hasta cuándo volverás: uso correcto de la preposición para marcar límite final

Estimados y nunca bien ponderados amigos y amantes de la correcta expresión en español: estoy segura de que, al igual que a mí, les encantaban las canciones de Juan Gabriel. ¡Quién puede olvidar grandes éxitos como El Noa-Noa o los duetos que se aventaba con Rocío Durcal! Mas, ello no quiere decir que no podamos tomar como ejemplo una de sus más sentidas composiciones para mostrar lo que no se debe decir cuando queremos expresar el término de una acción, así como el límite de tiempo, espacio y cantidad, con la preposición “hasta”.

Juanga se nos fue, pero nos dejó muy buen material de análisis e investigación lingüística. Analicemos la letra de su canción “Ya lo sé que tú te vas” (se vale tararear):

“Ya lo sé que tú te vas,

Que quizás no volverás

Que muy tristes hoy serán

Mis mañanas si te vas

Hasta cuándo volverás

A mis brazos no lo sé

Será una eternidad

Creo que te voy a perder”

Dejemos de entonar la melodía y vayamos al grano: es claro que Juanga quiere decir que la susodicha no volverá y se pregunta cuándo regresará a sus brazos, ¿cierto? No obstante, en el más estricto sentido de la palabra, “hasta cuándo volverás” expresa más bien la acción ininterrumpida de volver. Con esto tenemos frente a nosotros un vicio del lenguaje que ocurre muy a menudo: el uso de la preposición hasta como inicio de una acción en lugar del fin de esta. En la expresión oral de México es muy común encontrar este error, pero es inaceptable transferirla a la expresión escrita, ya que es posible que cause confusión en personas que no están familiarizadas con este uso incorrecto.

A continuación, se muestran más ejemplos de lo anterior:

  • Ayer llegué hasta las 4 de la tarde a mi casa.
  • ¿Hasta qué hora llegas?
  • No comí sino hasta entrada la noche.
  • Diálogo:
    — Puedo estudiar matemáticas contigo hasta las 5 de la tarde.

— ¡Súper! Entonces tendré tiempo de ir a mi clase de baile a las 5:30.

— ¡No! Quise decir que podré estudiar ‘mate’ a partir de las 5.

Y analicemos: en el primer ejemplo, prácticamente estoy diciendo que llegué, llegué y seguí llegando a casa y la acción de llegar se detuvo a las 4 de la tarde, gracias a la heroica participación de nuestra preposición ‘hasta’. ¡Y qué bueno! Porque ya me había cansado de tanto llegar. Mas lo que quiero decir es que llegué a las 4 de la tarde. Se debe eliminar, por ende, la preposición hasta y usar la correcta preposición para que la oración quede así: Ayer llegué a las 4 de la tarde a mi casa.

El segundo ejemplo es muy similar al primero; y en lugar de utilizar hasta debe emplearse la preposición “a” de manera que a la letra diga: ¿A qué hora llegas?

El tercero incorpora una doble negación y empeora la cosa ya que se introduce la conjunción adversativa ‘sino’ que contrapone dos ideas. El interlocutor quiso decir que comió ya entrada la noche, y no antes de ya entrada la noche. La versión corregida (y no aumentada) quedaría así: No comí hasta entrada la noche.

Por último, el diálogo es un claro ejemplo de la confusión que crea este uso incorrecto, ya que da a entender que se puede estudiar antes de las 5 y no a partir de las 5 de la tarde, lo cual impedirá que uno de los interlocutores se quede sin ‘mover el bote’ a ritmo de Juanga. Si el primer interlocutor hubiese usado la preposición correcta, el segundo hubiera entendido algo completamente diferente y su respuesta cambiaría:

Puedo estudiar matemáticas contigo a las 5 de la tarde.

— ¡Qué lástima! No tendré tiempo de ir a mi clase de baile a las 5:30.

— Sí, lo sé, pero hay que estudiar.

Otra opción para la primera oración sería la siguiente:

— No puedo estudiar matemáticas contigo hasta las 5 de la tarde

Este uso incorrecto se extiende en casi todo el territorio mexicano, aunque lo he escuchado mucho más en el centro del país. No obstante, haciendo investigación más profunda del tema, me encontré que también se tiene este uso en la zona norte del Perú.

Ustedes amigos, ¿han escuchado a alguien expresarse por escrito de esta forma?

1 opinión en “Hasta: uso correcto para marcar final, no principio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *